martes, 18 de enero de 2011

Sí a la Ley Antitabaco




Hace muy pocos días que entró en vigor la Ley Antitabaco, y ya se nota el ambiente puro en todos los lugares, y es de agradecer. Vas a una cafetería a desayunar y huele a café, a tostadas, a churros..., a lo que tiene que oler, no a ese humo que a veces hasta te dañaba los ojos. Lo mismo cuando vas a un bar, a un restaurante, huele a comida, no hay nadie al lado que se le ocurra sacar un puro y fastidiarte el aperitivo o la sobremesa.


La iniciativa protegerá a los fumadores pasivos y ayudará a controlar el hábito en los fumadores activos, porque protege a las personas de la exposición voluntaria e involuntaria al humo del tabaco, al crear espacios cien por cien libres de humo. Se culpa al Gobierno de esta Ley, por supuesto, que han sido ellos los que la han elaborado y la han llevado a cabo, pero es una Ley dictada por la Unión Europea, y todos los países que pertenecen a ella, tienen que aceptarla.


En Reino Unido, lleva implantada más de tres años, y no se puede fumar ni en los campos de fútbol, y no por eso dejan de ir a ellos; Irlanda tiene la misma que nosotros; Italia también tiene otra Ley muy parecida y Francia la hizo en dos fases como España. En todos estos países, se ha reducido el consumo de tabaco, y como consecuencia una disminución de males respiratorios y otras enfermedades relacionadas con el tabaquismo. Y ya fuera de Europa, por poner un ejemplo, en California, no se puede fumar ni en la playa.


La Ley no persigue a los fumadores, lo que pretende es proteger al no fumador. Allá cada cual con los tóxicos que se mete en el cuerpo si no afecta a los demás. Los fumadores se quejan de que los obligan a no fumar, pero ellos con su actitud están obligando a hacerlo a muchas personas pasivamente. Fumar es un vicio que pone en peligro la salud de los demás.


Es verdad que una sociedad no cambia prohibiendo, cambia educando, pero éste es un tema muy delicado que afecta a la salud, lo más importante, y ya la otra ley fue insuficiente, por lo que no ha habido más remedio que dictar ésta, pues por mucho que digan que coartan los derechos de los fumadores, nunca debe prevalecer el derecho que causa el daño.

3 comentarios:

YO MISMO dijo...

Hola Mistica, me alegra saludarte en este nuevo año, despues de muchos años como fumador, dejé de fumar hace seis años, no me molestaba que mis amigos fumaran, pero en los ultimos tiempos he ido observando que cuando estaba comiendo en algun lugar y molesta que te echen el humo en la cara.
Un saludo.

A R dijo...

hola:

llevas más razón que un santo, en este caso que una santa. la primera ley fue insuficiente porque los hosteleros apostaron, la inmensa mayoría, por bares para fumadores. esto es lo que ha llevado a que tengan que endurecer la ley

me alegra mucho saber que dejaste de fumar yo mismo, seguro que te encontrarás mucho mejor

saludos

www.fotoceuta1.blogspot.com/

Mística dijo...

Yo también fuí fumadora y mucho, pero hace casi 18 años que lo dejé. Todo es cuestión de prioridades. Cuando ves que te estás haciendo daño, lo normal es dejar de hacértelo. Hoy por hoy, pienso que es de lo mejor que he hecho en mi vida. Espero que la gente se conciencie poco a poco, y en vez de poner verde al Gobierno por la Ley, piensen en su salud y en la de los demás.

 
;